Del linaje del “Bomba”, “El Bombita” Gutiérrez

1735201115

La Paz.- Fichado por el club en que militó su padre, el estelar “Bomba” Gutiérrez, su hijo homónimo luce hace 4 meses su linaje en el Nacional, uno de los más poderosos y tradicionales de Uruguay.

“El Bombita” Gutiérrez, Mojica, por madre, también apellido de lustre futbolero, fue formado en la escuela de Milton Melgar en Santa Cruz y seleccionado para la sub 17 y 20 de Bolivia en los últimos 2 años.

El Nacional charrúa le echó ojo y en agosto pasado le fichó para alentar su cantera.

Limberg Gutiérrez Mojica, sobrino del mediocampista Gualberto Mojica, que sirve en la actualidad al Hajer FC saudí, ha hecho los méritos para calzarse a los 17 años nada menos y nada más que la camisa de El Nacional uruguayo, donde su padre, celebérrimo por su magnífica pegada que le valió el mote de “Bomba”, triunfó hace 14 años.

“El Bomba” Gutiérrez, que tenía un misil en la pierna derecha fue innumerables veces seleccionado boliviano y se alineó en los más importantes equipos de Bolivia.

Con tan sólo 17 años, El Bombita, como le designa la prensa uruguaya pudo concretar su vinculación tras las gestiones de su manager, el ex mundialista con la selección boliviana del “94 y figura del Villarreal y Tenerife españoles, Juan Manuel Peña.

“El Bombita” ya salió campeón con la división inferior a la que pertenece en Uruguay, siendo protagonista y figura, reseña la crónica especializada de Montevideo.

Tiene un contrato por 2 años y sus dotes incontrastables le han situado en la reserva del club montevideano.

“Mi objetivo es estar al año jugando en primera en división”, sostuvo El Bombita.

En las últimas 2 semanas, fue “promovido” a entrenar con el equipo que disputa la liga uruguaya en primera división por el buen desempeño que tuvo en su categoría.

El DT de la selección boliviana Julio Baldivieso, dijo estar siguiéndole los pasos para una futura convocatoria, tal cual lo hiciera recientemente con el también joven Moisés Villarroel, jugador de la Universidad de Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *